Dos almas de viaje II

No enfades a Cenicienta

Facebook MySpace ReverbNation Twitter YouTube

Dos almas de viaje II

  • Fecha de lanzamiento 2015-02-01
  • 1

    Juego de maletas

    Letra

    Hemos vivido tantos años entre estas cuatro paredes
    Que le hablamos a los muebles
    Y nos dan conversación

    Un par o tres de desengaños y un corazón sin papeles
    Que después de haberme ido,
    Fue ilegal mi desamor

    Y tú ya no me puedes vencer
    Ni aburrir ni doler
    He cancelado tu cuenta…
    Antes de echarte a llorar, piensa:
    ¡Qué bien que compramos ese precioso juego de maletas!

    Verdad o mentira, a quién le importa
    Si te quiero o si me odias…
    Si tu madre al fin ni estorba
    Ni cabe en nuestro colchón

    Cierra la puerta con cuidado, piensa que no es giratoria
    Aunque si es por un portazo
    Te concedo ese favor

    Porque tú ya no me puedes vencer
    Ni aburrir ni doler
    He cancelado tu cuenta
    Antes de echarte a llorar, piensa:
    ¡Qué bien que compramos ese precioso juego de maletas!

    Juego de maletas
  • 2

    Me pinté unas alas

    Letra

    Yo era una niña vulgar en una casa cualquiera
    En el borde de la acera
    Con mi guitarra cantaba al amor, imaginándome un amante cualquiera

    Las niñas de mi ciudad pegaban fotos de chicos
    Yo prefería a los feos, que me contaban leyendas del mar
    Y me olvidaban escribiéndome versos, y un día…

    Me pinté unas alas, abrí los brazos al viento
    Sentí despegar mi pensamiento

    El mundo será siempre bueno, feo y raro
    Yo siempre seré la golondrina de paso
    Y tú como el que sabe que ya no es primavera
    Yo siempre veré la vida de otra manera

    En mi barquito de cristal me daba igual la marea
    Las noches eran las velas, cuando en invierno bebía el amor
    En el verano me cambiaba de frontera

    Escapé por la ventana de un bar de negros pasillos con chinches y grillos
    Estuve a tiempo de nada
    Y un día topé con mis 30 en la puerta, mientras amaba a un lanzador de cuchillos, porque un día,

    Me pinté unas alas, abrí los brazos al viento
    Sentí despegar mi pensamiento
    Oh oh…

    El mundo será siempre bueno, feo y raro
    Yo siempre seré la golondrina de paso
    Y tú como el que sabe que ya no es primavera
    Yo siempre veré la vida de otra manera (x2)
    Oh oh…

    Me pinté unas alas
  • 3

    Que el tiempo haga lo demás

    Letra

    Estabas solo, deshojando margaritas dentro de tu habitación
    Corrían tiempos en que estaban ya marchitas las rosas de mi balcón
    Por los tejados de esta ciudad oscura se te iba el verbo amar
    Pero una noche de calor y más fortuna te olvidaste de cerrar, te olvidaste de cerrar, te olvidaste de cerrar

    Y yo que vi la puerta abierta, le quise dar un susto al corazón
    Y desde entonces esta canción desierta es nuestra canción de amor

    Qué bonito sería poder parar el tiempo en este bar
    Lanzar al viento toda la agonía
    Y ponernos a abrazarnos y a brindar
    Y jugar a ver el cielo en todo el mar

    Y yo nunca creí que hubiera actores para mí al otro lado del telón
    Siempre he pensado que esta guerra era perdida
    Siempre malgastando amor

    Por esperarte otra vez daría esta vida, por curarte el corazón
    Una venda hecha de piel, de mi herida de anteayer
    Que ya sana entre los dos

    Y ahora que cerramos la puerta, ponemos en la cama el corazón
    A dar mil vueltas, mientras suena en nuestra radio
    Aquella canción de amor

    Qué bonito sería poder parar el tiempo en este bar
    Lanzar al viento toda la agonía
    Y ponernos a abrazarnos y a brindar
    Y dejar que el tiempo haga lo demás (x2)

    Que el tiempo haga lo demás
  • 4

    Botellas de ginebra

    Letra

    Qué hago aquí, dime quién soy
    No sé ni dónde voy
    Y solo el color de tu luz me mata cuando creo
    Que esta cárcel que es de acero
    Dios la puso para gente como yo,
    Que no tiene una razón para no amarte

    Edificios de cristal
    Botellas de ginebra y caramelos de mi soledad
    Se vuelven como estrellas en la noche
    Veo un ángel que me lleva a mis plegarias de reproche
    Y a decir que no te quiero
    Y que quiero escapar
    Pero escapar es de mí,
    Aunque culpo a las estrellas que te alumbran
    Si me ves un día en penumbra, déjame
    Necesito una culpable y esta vez
    Te ha tocado a ti, ya ves… Te ha tocado a ti, ya ves

    Cuando miro alrededor
    Te veo como quiero, y te prometo que en mi habitación
    Suspiro porque no encuentro la puerta
    Quién me dijo que la huida era fácil o era incierta
    Y aunque tus calles me apenan
    Sólo te pido escapar

    Y quiero escapar de aquí
    Reconozco que no tengo otra salida
    Si me ves un día perdida déjame
    Para ti yo soy culpable y esta vez
    Me ha tocado a mí, ya ves…

    Y quiero escapar de aquí
    Reconozco que no tengo otra salida
    Si me ves un día perdida déjame
    Para ti yo soy culpable y esta vez
    Me ha tocado a mí, ya ves… Me ha tocado a mí, ya ves.

    Botellas de ginebra
  • 5

    El perro al que maltratas

    Letra

    Éramos dos críos cuando aquel verano te viniste hasta mi puerta
    Haciendo pajaritas de papel
    Dame un beso, nena, déjate llevar hasta el infierno de la mano
    De cualquier extraño, qué te puedo hacer

    Sólo quiero darte el corazón
    Y atarte a mis barrotes, y gritar al viento
    Que me perteneces por amor
    Y con 20 años, ¿qué sé yo de esto? Si me dices que me quieres
    Yo te creo, y te quiero a ti

    Pasaron los años y después de partos y mandiles me arrugué
    Y perdí la inocencia y el placer
    Entonces la fiera despertó, y las estrellas que un día contamos
    Las vi con cada golpe a mi corazón

    ¿Por qué me haces esto, qué he hecho yo? Si sigo aquí a tu lado y te comprendo,
    Y pienso que la culpa es mía
    Por no saber bien qué es el amor, te dejo que me rompas las costillas
    Amor he sido yo, que cuando era una niña
    Te engañó… Y te prometió la vida
    Y te prometió la vida (x3)

    Hoy tengo pensado irme de aquí
    Desprecio tus caricias y tus ganas de hacer el desamor al despertar
    Siento que mi tiempo terminó, y he puesto este veneno en tu café
    Espero que ya no me quieras más

    Todas las patadas que juré callar
    Se han vuelto odio y desengaño, y río con rencor al verte
    Perder la mirada y el valor…
    ¿Qué ocurre cuando el perro al que maltratas
    Te muerde hasta arrancarte el corazón?
    Oh…

    El perro al que maltratas

JUEGO DE MALETAS
Esta canción habla de rupturas de pareja. Después de unas cuantas rupturas vividas en el entorno cercano, esta canción nació para reírse un poco de esta situación e invitar a las personas a celebrar (en lugar de llorar) los cambios en su vida. Seguro que en las casas de todos hay un precioso juego de maletas que nunca se usó, esperando a hacer un viaje. No importa que ese viaje sea sin retorno.

ME PINTÉ UNAS ALAS
Es una canción a la libertad. Pintarse unas alas, abrir los brazos al viento… Nacer, crecer, marcharse y vivir. Las anécdotas que cuenta la letra son casi todas reales. Hay veces que, cuando se escribe una canción, no se puede escapar de la autobiografía.

QUE EL TIEMPO HAGA LO DEMÁS
Ninguna otra canción del disco es una canción de amor positiva y convencional. Ésta sí… Ésta es un rescate, una canción que llevaba muchos años en el cajón de NEAC, pero que, por lo personal, nunca había visto la luz. ¿Para qué esconderlo? Susana se la escribió a su marido para celebrar su primer aniversario juntos, y unos cuantos años después NEAC la integra con todo su cariño en un formato country.

BOTELLAS DE GINEBRA
La protagonista de esta canción es una ciudad. La ciudad que uno quiera, pero una ciudad. Cuando uno no se encuentra bien, normalmente culpa a su entorno, y a su envase, y desea escapar constantemente de eso que está fuera de nosotros y nos ataca, aunque la realidad es que escapar, siempre es de uno mismo. Cómo vemos a nuestra ciudad es una proyección de cómo estamos dentro… Igual que todo.

EL PERRO AL QUE MALTRATAS
Es la canción más comprometida del disco. Cuenta la historia de una mujer maltratada que, para huir, decide matar a su agresor. Relata el progreso de su relación hasta que ella, harta de vivir así, toma una decisión. El maltrato a la mujer es un tema delicado, pero que para Ana y Susana merece siempre un puesto en su trabajo. Es tal la repulsión que sienten hacia este fenómeno que, para apoyar esta causa, lo mejor que saben hacer es cantar alto y claro cuál es la situación por la que pasan tantas y tantas mujeres.